CASO CLÍNICO

Paquimetría en el diagnóstico de glaucoma
Dr. E. Morales, Dra. S. Gracía Girado
Hospital Oftalmológico Santa Lucía
[email protected]

 

Resumen

El control de la PIO (presión intraocular) en pacientes en los que se realizó cirugía refractiva, fue quizás el mayor incentivo para la valoración del espesor corneal en el diagnóstico del glaucoma.
Este puede influenciar la medición de la PIO (tomada con tonómetro aplanático de Goldmann), aunque hay que tomar en cuenta las variaciones individuales (1). En diversos trabajos se vio que la PIO aumenta o disminuye según las variaciones del espesor corneal , en forma directamente proporcional (2-3-4)
Debido a esto el espesor corneal central es considerado un importante predictor para el desarrollo de glaucoma primario de ángulo abierto (5-6), además de tener influencia en el diagnóstico, seguimiento y manejo de pacientes con glaucoma e hipertensión ocular(7).
Se consideran valores normales de espesor corneal hasta a 520 micrones.

 

Historia Clínica

Paciente de 15 años de edad , que consultó en el Servicio de glaucoma del Hospital Oftalmológico Santa Lucía en julio de 1999. El motivo de consulta fue la revisión de su caso ya que en una consulta oftalmológica de rutina se le había diagnosticado glaucoma.
No tenía antecedenntes familiares.
En la evaluación oftalmológica presentó PIO en OD de 20 mmHg y OI 22 mmHg.

La AV fue de 10/ 10 en A.O.
No presentó particularidades a la biomicroscopía y el fondo de ojo fue normal.

Retinografía Papila: 2/6 AO.

La gonioscopía mostró un ángulo abierto en 360 grados.
Se realiza en ese momento HRT y se solicita CVC.
Si bien la HRT es patológica, no se considera relevante debido a variabilidad de los resultados que puede tener.
La paciente concurrió un año después, presentando la PIO en valores similares al igual que la evaluación oftalmológica. Se realizó nuevo HRT:
Los valores se acercaron a los normales.
El CVC resultó absolutamente normal en AO.

Izquierdo
Edad: 12
Pérdidas de fijación 5/10 xx
Errores falsos Pos. 0/7
Errores falsos Neg. 0/10
Estímulos presentados 040
Tiempo de prueba 00:44
Izquierdo
DM -1,54 00
DMS 2,07 00
Derecho
Edad: 12
Pérdidas de fijación 0/21 xx
Errores falsos Pos. 0/14
Errores falsos Neg. 0/0
Estímulos presentados 001
Tiempo de prueba 12:00
Derecho
DM -1,54 00
DMS 2,07 00


Se decidió entonces, controles de PIO periódicos y repetir el CVC en 6 meses.
El nuevo CVC fue normal y la PIO se mantuvo en los mismos valores (entre 19 y 22 mmHg).


A los 6 meses la paciente concurrió al servicio sin cambios en el cuadro: la agudeza visual fue de 10/10 en AO y la PIO fue de 19 y 22 mmHg en OD y OI respectivamente.
Las imágenes del Fondo de ojo no presentaron cambios.
Se realizó entonces una paquimetría (zona central de la córnea) que arrojó los siguientes resultados: OD 667 micrones y OI 658 micrones.
Se llegó a la conclusión que los valores levemente elevados de la PIO se deben a un espesor corneal por encima de lo normal. Se decide hacer control anual de la paciente.


Comentario

Si bien los valores de PIO y los resultados de los estudios complementarios no eran lo suficientemente elevados como para considerar un diagnóstico de certeza, el espesor corneal aumentado, en este caso, fue el elemento decisivo para concluir que esta paciente no padece de glaucoma.

 

Bibliografía